sábado, 23 de abril de 2011

Homenaje a Jaime García Maffla

Jaime García Mafla: Este poeta y ensayista nació en Cali,  Colombia, en 1944. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de los Andes. Libros publicados:     Morir lleva un nombre corriente, Dentro de poco llamarán a la puerta, Guirnalda entre despojos, Sus ofrendas olvidadas, En el solar de las gracias,   Las Iluminaciones del Pasado y Canciones de   Ausencias, en poesía, así como En el otoño deberían caer todas las hojas de los libros y En la Huella de Miguel de Unamuno a nivel de ensayo. En 1997 realizó una versión anotada de EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA, para la Editorial Panamericana.


Duelo
El duelo de la hora: Cómo se vive y cuánto Enemiga nostalgia Lo lleva de la mano.
Y el corazón que va Con la vida que escapa, Abraza sólo el sueño De las cosas que ama;
Música o soledad, Duelo ya fantasía De ser y de vivir A solas el milagro.
Duelo que en celo y vela va en alas de presagio, De una nada a otra nada Hacia el último tránsito.





Razón
Vive si puedes Fueron las tres palabras Que le dijo a su propio corazón Al saber que debía Despedirse de todo e ir al desapego Plantar en su jardín la flor morada Del desprendimiento Ahora si puedes vive Asi se dijo Asi oyó de sus labios su razón Siendo él su contrario Siendo él mismo aquel otro Que en enemigo suyo se volvía Luego de abandonada la vida que una vez Fuera su aliento Su alimento y su senda Cuando su alma era el norte de sus pasos Y ahora se lo dice Vive si puedes Ajeno ya de si cuando el final del día Le hace exiliado de su ensueño y el huésped de su duelo.








Voluntad del juglar
Sea la inexistencia Que mi ser todo desaparezca Que no quede huella de mis escritos Memoria de mis actos Rastro de mí Semilla o fruto de mis pensamientos Que mi nombre se hunda en el olvido mi alma en el no ser Mi vacío en el vacío universal Como se han ido ya mis horas Así se seque el cauce de mi sangre Ay que huella no quede de mis pasos Ni eco de mi voz Ni sombra de mis cosas No se guarde de mi ni la nostalgia Así sea en una urna Borrada de los lienzos toda imagen Que los espejos ya no me reflejen Y si algo quedare Sea pues de mi ser lo que no ha sido.


RECONOCIMIENTO
Los ojos que me miran desde un cristal imaginario
Evocando los rasgos que tuviera un día
Nada tienen que ver o saben del final que me aguarda
Y no imagino.
Sin embargo
cuando lunas y soles hayan cumplido con su tránsito
Y de la memoria hayan partido imágenes y sueños eternos
Quedarán
como la parte mía no encontrada, los ojos que me miran


1 comentario:

  1. Rafael, soy poeta, escritora argentina
    ; visitaré por segunda vez la feria de Bogotá con otra poeta en el mes de Abril. Me interesa tener información sobre el festival y posibilidades de participación, ya que una vez finalizada la Feria, se puede participar en el Festival Internacional de Poesía. Por favor, me interesa muuuuchisimo poder comunicarme y no tengo otro medio. Un abrazo fraterno. Mi correo: lobosusana@hotmail.com

    ResponderEliminar